Del fracaso de Harry Potter 6…

Seven Readers!!

Emma Watson:

Probablemente la única cuestión que al final valdrá la pena de la serie de películas de Harry Potter. Verla crecer ha sido todo un privilegio y esa sonrisa probablemente esté sustituyendo a la de Julia Roberts o Sandra Bullock en muchas comedias románticas del futuro. Sin embargo, a la pobre chica le han puesto como primer pareja romántica en el cine a un tío con uno de los personajes más sosos de la cinematografía mundial: el tal Ron Weasley (Rupper Grint). ¿Qué le mira? Quién sabe. Existen películas en las que los no aptos para el romance nos sentimos orgullosos de cuando uno de nosotros se liga a la chica más guapa de la escuela o la oficina lo que nos brinda esperanza, pero éste no es el caso. En Harry Potter & The Halfblood Prince uno realmente sufre mientras Hermione Granger – o nuestra “Lolita” en cuestión, Emma Watson – va inexplicablemente cayendo enamorada del fulano más desagradable de la escuela. Hay un momento en el filme en el que Weasley pasa a morir. Nada más deseable, es quizá el único punto emocionante de la película porque finalmente existe la posibilidad de que tan detestable personaje salga para siempre de la pantalla…pero no…la película es tan predecible que no solamente reviven a Weasley, sino que al final termina con la chica más guapa de la escuela. Please….give me a gun…Kill me….Kill me now…
Lo triste del caso es que realmente quería ver este filme de Harry Potter. El trailer abría la posibilidad de una historia interesante: mirar los orígenes de Lord Voldemort, entender cuales las son las razones que le llevan a querer destruir el mundo de Potter; parecía que estábamos ante una película oscura, violenta y en la que iban a salir a relucir todos los demonios que – en teoría – envuelven a a este mundo de fantasía. Pero todo eso se queda en los avances. Lo sorprendente de este filme es que la historia principal, la historia de Voldemort no aparece más que como una pequeña sub trama. La guerra entre los magos buenos y los malos, carece de importancia en el filme. Lo que se privilegia en el mismo es la intrascendente e inocua vida romántica de los protagonistas, cuya trama resulta tremendamente aburrida. Hubo momentos durante la proyección, en los que yo esperaba que por lo menos apareciera un pay encantado y todos vieran a Harry en acción con pantallas mágicas transportadas en los lomos de los caballos encantados de Hogwarts, para que luego todo el mundo de la magia se burlara de él. Pero no. El amor en la película es cursi y raya en lo ridículo porque no existe el talento para dotar al filme de una narrativa coherente.
A David Yates, el director, nadie le avisó que para filmar una película es necesaria una historia que esté plasmada en un guión. Este no existe. La película está llena de secuencias pegadas sin mayor imaginación, el montaje no tiene ningún tipo de intención narrativa. Y lo que es peor, no existen indicios que te den una idea de lo importante que son – o debieran ser – ciertos objetos para la historia. Simplemente aparecen y desaparecen perdidos en el sin sentido que rodea a Halfblood Prince. Incluso los momentos climáticos están filmados sin imaginación, sin talento, reducidos a una serie de clichés narrativos y apostándole todo a el despliegue visual sustentado en los efectos.
Quizá el único punto rescatable de la película sea la fotografía de Bruno Delbonnel. Su manejo de la iluminación en ciertos puntos tiene una evidente intención dramática. Pero aquí se cumple perfectamente aquel viejo refrán cinematográfico que dice: “si lo único que vale la pena mencionar del filme es su fotografía”…
Al final, cuando las luces de la sale se encienden…uno se pregunta dónde diablos ha estado. Me parece que la respuesta es: en ninguna parte. No se ha ido a un mundo entrañable de fantasía, no se ha vivido con intensidad una historia de amor, no se lamenta la muerte de algún personaje plagiado de Gandalf (lo que es aún más notorio en este filme), es más…tampoco uno se emociona cuando aparecen como 20o Gollums atacando a Potter (con uno hubiera sido suficiente para asesinarlo y así terminar media hora antes con el filme) en otro plagio más…en fin…lo único bueno es que la sonrisa de Emma Watson será seguramente vista en otro personaje en un futuro y la historia de Potter terminará de una vez por todas.
Así las cosas hoy viernes…
Salud pues…….
Advertisements

About davidmalborn

Escribo sobre lo que vivo y me gusta. Soy un experto en nada y un aprendiz de todo...
This entry was posted in Movies. Bookmark the permalink.

5 Responses to Del fracaso de Harry Potter 6…

  1. Ego says:

    En defensa de Ron diré que en los libros se supone que es guapo y rudo, no como el alfeñique pusilánime que se ha hecho Rupert Grint.

    En defensa de la película, diré que el sexto libro es el peor de la saga, más malo incluso que el séptimo, que también apesta. Yo me quedo con los primeros cuatro libros.

    Like

  2. marichuy says:

    David

    Parafraseandoa a Fernanda Solórzano: cuando uno dice “es que tiene una fotografía uff… no sabes, magistral”, es que la película, valió queso.

    Me interesaría por ver justo la foto, considerando que el trabajo de referencia de Bruno Delbonnel. es la luz y calidadez de Amélie

    Saludos

    Like

  3. Rodrigo says:

    Yo solo vi la primera pelicula de Potter alla por el año 2001 y no me quedaron ganas de ver estos churros. Definitivamente no es lo mio.
    Saludos!

    Like

  4. AndreaLP says:

    Uno más al que no le gustó.

    El libro no me mató, pero sólo los primeros 3 fueron geniales.

    Saludos, Dave.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s