De la Importancia del Movimiento…

Seven Readers!!!…

Moverse. Esa es la clave.
La idea de todo cambio, de toda revolución tiene como base al concepto del movimiento. Porque con el movimiento viene la transformación, el cambio. Si no nos movemos somos seres estancados e improductivos, por ende nos convertimos en personas sin ambición, sin ganas de crecimiento y es entonces cuando surgen otros – muchos otros – que se aprovechan de nuestro estancamiento para convertir a la sociedad en algo que no necesariamente es benéfico para todos.
El problema quizá sea ¿Cómo comenzar a movernos?, ¿Cómo decidirnos a emprender una nueva travesía?, ¿Cómo lograr que nuestro movimiento empape a muchos y así logremos que la sociedad entera salga de su letargo y comience a moverse hacía nuevas rutas, nuevos destinos?. En este país es algo complicado. No estoy seguro si se trate de una cuestión de carácter cultural, pero estamos tan acostumbrados a nuestro propio estancamiento, a que los gobernantes resuelvan los problemas por nosotros, que la sola idea del movimiento parece asustarnos o infundirnos una enorme pereza.
En el caso de los políticos solemos decir: “Para eso les pagamos” , cierto y les pagamos mucho, demasiado quizá, y es evidente que los señores y señoras que cobran tanto dinero del erario público siguen haciéndolo realmente mal. ¿Entonces no resulta increíble que sigamos pagando tanto dinero por un trabajo mal hecho?. Pero ahí siguen ellos y nosotros, nadie se mueve.
De nuevo en el movimiento está la respuesta.
Todo motor requiere de la energía generada por el combustible para comenzar a moverse. Los seres humanos no somos diferentes. Necesitamos de una chispa para que la ignición se realice y comencemos a caminar. Me pregunto si somos como esos motores que solamente arrojan chispas sin lograr encender del todo. O si solamente arrancamos para movernos en dirección unipersonal, solitaria, egoista, sin pensar en el movimiento – y los cambios que trae consigo – como asunto de orden comunitario, social, empático; que debe llevarnos a unos y otros a mejores lugares, a una mejor existencia.

Movimiento es transformación. Cuando nos movemos y sabemos elegir bien nuestro destino, nuestros puntos de arribo a mejores lugares y condiciones, nos transformamos. Por ejemplo los viajeros – que no los turistas – saben que el movimiento les llevará a lugares en los que vivirán experiencias que arrojarán a nuevas y mejores personas una vez que regresen al punto de partida. Regresan si, pero son otros los que visten sus cuerpos una vez que el movimiento ha terminado. Utilizando tal analogía: nuestra sociedad necesita emprender un viaje, una travesía que la lleve a vivir nuevas y mejores experiencias. Experiencias que la enriquezcan culturalmente, que hagan que sus integrantes se conviertan en mejores personas, que traigan al regreso equidad, justicia, paz y felicidad. Porque el moverse en términos sociales debe implicar de manera forzosa el reconocimiento del derecho que tiene todo ser humano a ser feliz, y esa felicidad solo llegará de la mano del bien común.
A moverse pues.
A deshacerse de la pereza, a buscar la transformación. Es el momento de comenzar a viajar de jalar a todo aquel que quiera un mejor país, una mejor sociedad, una en la que la diversidad se respete y en la que sobre todo prevalezca el derecho que todos tenemos a ser felices. Y eso – mis movidos Seven Readers – me temo que no podremos hacerlo si seguimos viendo como la clase política de este país se mueve hacía otra parte y nos arrastra con ella. Entonces ¿o nos movemos o seguimos en este estancamiento brutal y que nos ha impedido que ejerzamos ese derecho?.
Ustedes dicen…
Así las cosas hoy jueves…
Salud pues……
Advertisements

About davidmalborn

Escribo sobre lo que vivo y me gusta. Soy un experto en nada y un aprendiz de todo...
This entry was posted in Política, Vida Cotidiana. Bookmark the permalink.

One Response to De la Importancia del Movimiento…

  1. Lata says:

    Yo tengo dos palabres claves, creo que una la dejas muy clara: flojera. La zona de confort no satisface pero sí cobija. La segunda es miedo… a no dar el ancho, a lo desconocido, a ser infelices…
    Pero al final, cualquier cosa que hagamos termina siendo una decisión.
    Saludos, pelón.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s