De esos llamados a la Unidad…

Seven Readers!!…

El triste y doloroso asunto del Casino Royale en Monterrey ha generado las más diversas reacciones. En primera instancia surgió la condena unánime: es un acto de barbarie que lastima duramente a la sociedad mexicana. Es un acto de terror porque no solamente genera víctimas directas sino porque también genera un miedo colectivo, es decir generan una sensación de que ya ningún lugar es seguro y que en cualquier momento uno puede ser víctima de una agresión como la vivida en la Capital de Nuevo León. Hasta ahí, me parece que estamos de acuerdo. Pero hay hechos que han venido posteriormente sobre los que hay que reflexionar pues pueden ser indicadores de hacía donde irán las cosas en los próximos días.
Particularmente todo parece girar en torno a un llamado a la Unidad. El presidente, las cámaras de Senadores y Diputados, los empresarios, los gobernadores de los estados, la clase política; todos han hecho el mismo llamado: es el momento de unirnos, de que el país entero levante la voz, de demostrar que somos más los buenos, los que amamos al país y los que no permitiremos que los criminales se apoderen de México.
El discurso es muy bonito, pero lleno de doble moral. En 2006 Felipe Calderón y quienes hoy gobiernan al país fueron artífices de una campaña que tenía como claro objetivo dividir a la sociedad al señalar a otra opción política como “un peligro para México”. Lo lograron: de las elecciones de aquel año, salió un país completamente fracturado, enfrentado; y en gran medida ese enfrentamiento fue determinante para que Calderón buscara legitimarse a partir de la lucha en contra del crimen organizado; lucha a la que se lanzó con cuerpos policíacos debilitados por la corrupción. Ahora, ese mismo personaje que sin duda fue factor de desunión, enarbola un discurso de unidad que suena completamente falso y poco creíble y que encuentra oídos sordos en una buena parte de la sociedad que nunca ha creído en su proyecto, pero también en quienes se pusieron de su lado en 2006 y que hoy ven como el país se la ha escapado de las manos al pequeño michoacano que ocupa la silla de Los Pinos.

Lorenzo Meyer planteaba esta mañana que el fondo del problema se encuentra precisamente en la corrupción. En todo caso – decía el gran historiador – tendríamos que unirnos para exigir que se termine con la corrupción. Concuerdo. Sin duda eso si le daría un sentido al falso y banal llamado de unidad que hoy ha hecho el presidente de la República y las élites del país.
Pero todo parece indicar que el llamado a la lucha en contra de la corrupción encontrará oídos sordos. Lo triste es que no solamente lo hará ante la clase política, sino también ante la sociedad en general.
Esto lo digo por la siguiente razón: después del atentado en Monterrey en las redes sociales – particularmente twitter – aparecieron varios usuarios que le pedían perdón a México por las más diversas razones. Socializaban la culpa, se asumían como co-partícipes de la tragedia que vive el país como si ellos hubiesen tomado la decisión de lanzarse a una guerra con cuerpos de seguridad llenos de corrupción. Autoculparse legitima al discurso de falsa unidad lanzado desde Los Pinos e impulsado por los poderes fácticos, particularmente Televisa. Y al mismo tiempo exime de responsabilidad a los verdaderos culpables de la catástrofe nacional.
También han comenzado a surgir manifestaciones como cadenas humanas, marchas e incluso expresiones a “creer” pues dicen, la paz comienza al creer (¿?). Podrán venir entonces iniciativas que pueden llegar a ser muy bonitas y emocionantes, pero que no pasarán de ser meros actos simbólicos. La paz no llegará a través de esas expresiones, sino comenzará a darse cuando se termine con la corrupción.
¿Por qué estas manifestaciones no llevan la exigencia de terminar con la corrupción? Porque me parece que parten de una sociedad desinformada, alarmada y manipulada. La desinformación generada por el poco interés que existe en los ciudadanos por los asuntos políticos; la alarma – fundamentada en muchos casos – generada por la situación que existe en gran parte del territorio nacional; y la manipulación que se da a través de los grandes consorcios de la comunicación en contubernio con la clase política que genera ciudadanos que piensan que la Paz comienza al “creer”, que no dudarían en vestirse de blanco en una marcha convocada por la TV para pedir precisamente que creamos en México.
Lo triste – mis indignados Seven Readers – es que todo lo anterior pinta a un panorama realmente gris. Ahí tienen ustedes falsos llamados a la unidad y ahí tienen ustedes a ciudadanos que no terminan de entender que el principio de la paz recae en la lucha en contra de la corrupción. Por ahí tendremos que empezar…¿lo entenderemos alguna vez?…
Así las cosas hoy lunes…
PS1…Hoy Televisa hizo un ejercicio de manipulación televisiva sin precedentes. Una vulgar demostración de poder que comenzó en su noticiario matutino Primero Noticias con un desfile declarativo para apuntalar la Estrategia de Felipe Calderón, y que terminó por la noche con una negociación política realizada en los estudios de Chapultepec, en la que Joaquín López Doriga negoció con los representantes de los principales partidos políticos del país el impulso a las Reformas en Materia de Seguridad Nacional. Fue una maniobra burda, pero que – evidentemente – puede calar hondo en los sectores poco informados de la población…
Salud pues……
Advertisements

About davidmalborn

Escribo sobre lo que vivo y me gusta. Soy un experto en nada y un aprendiz de todo...
This entry was posted in Política, Televisión. Bookmark the permalink.

2 Responses to De esos llamados a la Unidad…

  1. MissPennyL says:

    No podría estar más de acuerdo contigo. Es evidente la desinformación social aunada al poder mediático de lo absurdo que al parecer organiza a la ciudadanía mejor que el mismo gobierno tan falto de carisma. No sé qué opinarás al respecto, pero yo voté por Fox en el 2000 y aunque confieso que no he investigado de lleno el trasfondo (por que siempre hay uno) de su proclamación abrupta sobre la legalización de las drogas (aunque hace tiempo lo escuché en esa postura) estoy de acuerdo con él. Afirma que la violencia genera violencia y todo ésto que se vive es una reacción a como tu dices la postura de división social que ha manejado el presidente y su partido en nuestro país desde hace varias campañas. Está en todas partes y tendríamos que ser ciegos para no darnos cuenta.
    Un senador del pan fue entrevistado sobre las declaraciones de Fox, y qué dijo? ¿claudicar? NUNCA, esos salvajes, desalmados (¿?) TIENEN QUE PAGAR ..el gobierno de Calderón no se va a rendir por que ya estamos en ésto y no nos vamos a retirar….
    Entonces yo me quedo pensando en que si no están abiertos a ninguna opción de paz verdadera la que en realidad nos gobierna es la terquedad.
    Y eso es bien pinche triste.
    Un saludo y que tengas una excelente semana (en la medida de lo posible)

    Like

  2. Kix says:

    Cierto, justo eso mismo comentaron con Carmencita el lunes en la mañana. Y por otro lado analizaron el discurso de Calderon y no quedaba muy claro el mensaje… Unidos va. ¿y ahora?

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s