De Rise of The Planet Of The Apes…

Seven Readers!!…

¿Qué es lo que nos hace la especie dominante del planeta? Nuestra capacidad para dominar y cambiar a la naturaleza. La evolución no nos proporcionó fuerza bruta y características físicas que nos permitieran realizar ese dominio a través de las mismas. Pero nos dotó de la capacidad de razonar, de comunicarnos a través del lenguaje  y de generar artefactos tecnológicos que le permiten al hombre modificar a su entorno. Eso es lo que nos convierte en la especie dominante y en los amos del planeta tierra. 
¿Qué pasaría si una especie diferente a la nuestra, mucho más fuerte en términos físicos, evoluciona a tal grado que es capaz de comenzar a razonar y por ende de poder dominar a la naturaleza?. Nuestra posición  como especie dominante en el planeta estaría peligrosamente amenazada. Esa es la premisa de la que parte Rise of the Planet of The Apes. Finalmente un ejemplar de una especie adquiere capacidades que le permiten ser un eslabón avanzado en su propia cadena evolutiva. Un ser que aprende a razonar, a comunicarse a través de un lenguaje y – sobre todo – adquiere la capacidad de dominar a su entorno utilizando herramientas – primitivas en un principio, un poco más complejas conforme avanza a la historia – y sobre todo adquiere la conciencia de lo que es y en lo que puede llegar a convertirse.
El gran acierto del filme de Ruper Wyatt es precisamente el desarrollar con gran credibilidad esa premisa. Es la historia de César, un chimpancé de laboratorio cuya madre fue sometida a un virus – desarrollado para combatir al Alzhaimer humano –  que le permitía desarrollar características cognitivas más desarrolladas que las que posee un simio. El virus desarrolla al máximo esas capacidades en el pequeño simio, al grado que comienza a adquirir habilidades propias del ser humano. César aprende a amar a los seres humanos que le rodean; sin embargo, también será víctima de la ignorancia y arrogancia humana, lo que le enseñará a odiar, pero no a dejar de sentir compasión por algunos de sus contrapartes humanas particularmente cuando adquiere conciencia del poder que puede llegar a tener sobre ellos. 
César adquiere características humanas y éstas son visualmente impresionantes gracias al gran trabajo de Andy Serkis para actuar con base en el llamado Capture Motion. La “humanización” del simio resulta apabullante pues viene acompañada de una carga dramática proporcionada por la interpretación de Serkis y por el desarrollo que ha adquirido tal tecnología. Su mirada, sus gestos, sus movimientos serán fundamentales para ir desarrollando con credibilidad a la premisa principal: la del ser que terminará por convertirse en el líder de su especie, la del personaje que desafiará al hombre como el ser dominante del planeta. Y lo más importante, al adquirir características humanas César se convierte en un personaje ideal para realizar planteamientos de orden moral qué le brindan mayor profundidad al filme: ¿qué es lo que nos hace realmente diferentes de las otras especies del planeta?, ¿cómo manejamos nuestras responsabilidades como especie dominante? y ¿qué le hemos hecho a las otras especies con tal de mantener nuestro dominio?.
Rise of the Planet of the Apes es una película que confronta al espectador con su propia humanidad.  Mirarnos en ese espejo puede ser realmente terrorífico, porque el reflejo nos muestra tal y como somos, desnudos, con todos nuestros defectos, con todas nuestras virtudes al descubierto; y César es la perfecta representación de los mismos: es un ser con una gran capacidad de aprendizaje, capaz de lograr cosas maravillosas, capaz de llevar a los suyos a la libertad, capaz de sentir compasión y respeto por los que son diferentes a él; pero al mismo tiempo César es violento, actúa por instinto y puede desarrollar un gran deseo de venganza. Eso somos al fin y al cabo, eso – y la capacidad de la que hablé al principio del post – es lo que nos convierte en la especie dominante en el planeta, eso es lo que convierte a César en nuestro propio reflejo.
Un logro…
Así las cosas hoy domingo…
Salud pues……
Advertisements

About davidmalborn

Escribo sobre lo que vivo y me gusta. Soy un experto en nada y un aprendiz de todo...
This entry was posted in Películas. Bookmark the permalink.

4 Responses to De Rise of The Planet Of The Apes…

  1. Tengo muchas ganas de verla, gracias por subir este comentario.

    Saludos.

    Like

  2. Es una muy buena película. No olvidemos que las primeras películas del Planeta de los Simios fueron concebidas como una sátira de la sociedad de la época (y que se adapta muy bien a la sociedad actual). Tan solo recordemos la frase “Y entonces Dios creó al mono a su imagen y semejanza”. Es una gran pedrada hacía la derecha gringa.

    Buen post tocayo. Saludos.

    Like

  3. Danielov says:

    Yo ya la vi. No pude dejar mi asiento en las dos horas, aunque quería ir al baño y por mi refill de palomitas.

    Saludos.

    Like

  4. Dib says:

    Me parece que el post no es del todo acertado.
    O sea sí, la especie dominante y todo el pedo, pero el hecho de que los simios se hayan hecho más listos, no los convirtió en la especie dominante. Después de todo, de haber querido, una bomba en el bosque en donde se quedaron y por muy alto IQ que tengan, a todos se los carga la séptima chingada.

    La parte que se encarga de convertirlos en la crème de la crème es que el virus que a ellos los convierte en Einstein a los humanos los mata. Eso es lo que dan a entender con la pequeña animación que sale mientras los créditos avanzan: el virus se propaga.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s