De la Muy Leve Resaca del Debate…

Seven Readers!!…

Sabes que algo anda mal cuando el principal tema de discusión luego del debate entre los candidatos a la Presidencia de México no fue el contraste de ideas y acusaciones, sino la edecán que apareció unos segundos en pantalla justo al inicio de la transmisión. Alguien muy mal pensado (o paranoico), podría decir que se trató de una estrategia para generar esa discusión y evitar que el televidente se centre en lo que era realmente importante. Pero asumir que se trata de una estrategia es pecar de ingenuo,  porque eso demostraría un poco de inteligencia en la producción televisiva del debate y ayer pudo comprobarse que los productores simplemente carecieron completamente de la misma. Lo de la edecán solamente fue el inicio de una serie de errores televisivos que hicieron del debate un programa de humor involuntario, poco profesional, lamentable.
Si el IFE organiza las elecciones como produce televisión, estamos fritos. Tendrán la oportunidad de reivindicarse el próximo 10 de junio, pero es complicado. Si algo sabemos de las instituciones en este país es que cuando comenten un error suelen empeñarse en repetirlo. Aún están a tiempo los representantes de los partidos políticos para exigir mejoras en la producción televisiva y cambios en el formato del encuentro para que sus candidatos puedan exhibir mejor sus ideas y propuestas.

Dadas las condiciones del formato elegido para el debate, es difícil señalar a un ganador absoluto del mismo. Algunas encuestas de salida hechas al término del encuentro, señalaban a Gabriel Quadri y Andrés Manuel López Obrador como los candidatos que se alzaron con el triunfo, pero ninguna apuntaba a un victoria aplastante de alguno de los dos. Quadri parecía estar empeñado en darse a conocer, en que la gente supiera quien es y que su nombre comenzará a flotar con mayor insistencia entre los posibles votantes. Por su parte AMLO presentó su propia agenda discursiva, ignorando por momentos las preguntas que la moderadora le planteaba. Fue un discurso dividido en tres partes: la primera insistir en que el país está manejado por una oligarquía que frena su desarrollo, la segunda denostar al candidato del PRI y la tercera presentarse como la única alternativa que puede salvar al país. Por lo tanto su participación fue de momentos: al principio parecía perder terreno, pero finalmente logró dejar en claro que la elección es un asunto entre dos: él y Enrique Peña Nieto.
Para sorpresa de todos Enrique Peña Nieto no naufragó en términos discursivos y aunque mostró que es un experto en el arte de decir mucho sin decir nada, enfrentó a sus adversarios y no rehuyó al debate. Estuvo contra las cuerdas y cuando todos esperábamos que cayera a la lona, su principal contrincante – López Obrador –  lo dejó ir. Terminó con algunos raspones pero el ex gobernador del Estado de México salió con vida del debate. Lo que ha quedado en claro es que Peña Nieto no es el candidato invencible que muchos suponían que era; y  que es evidente que nada está decidido aún en la elección a la presidencia, salvo un hecho: la completa debacle de Josefina Vázquez Mota.
Así como no puede decirse que hubo un ganador absoluto, si puede hablarse de una derrotada: la candidata del PAN. Acartonada, con un tono de concurso de declamación de primaria y sin poder responder de manera adecuada a los señalamientos de Enrique Peña Nieto. Josefina empezó insegura, nerviosa,  y terminó desapareciendo, barrida por su por su propia circunstancia, por su incapacidad de improvisación, por no poder salirse de su propio esquema. Nunca pudo mostrarse como la candidata “diferente” que dice ser e incluso fue acorralada por un tipo con poca capacidad para el debate como Enrique Peña Nieto.
Ha pasado el primer debate entre candidatos y la elección se reduce solamente a dos proyectos: el de López Obrador y el de Enrique Peña Nieto. Veremos si el primero es capaz de alcanzar al segundo, si logra tumbarlo de ese otrora mítico puesto inalcanzable en el que se encontraba – según las encuestas – el ex gobernador mexiquense. Y a pesar de su acartonado formato, de sus errores de producción y de una edecán que hoy lamentablemente goza de sus 15 minutos de fama, los electores pudieron darse una mejor idea de quienes son los que pretenden gobernarlos durante los próximos seis años. Como dice el cliché deportivo: esto no se acaba, hasta que se acaba.

Así las cosas hoy lunes…

Salud pues……

Advertisements

About davidmalborn

Escribo sobre lo que vivo y me gusta. Soy un experto en nada y un aprendiz de todo...
This entry was posted in Personajes, Política, Televisión. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s