De Gotham…

Seven Readers!!!…
En una de las secuencias de Gotham, el detective James Gordon persigue al sospechoso de asesinar a los padres de Bruce Wayne. El director ha tomado la decisión de retratar la escena a través de planos fijos, básicamente planos generales y planos medios, en los que la cámara prácticamente no se mueve. De pronto cambia por completo el ritmo y utiliza un pretencioso tracking shot, con un close up al esforzado rostro de Gordon, en un intercorte sin sentido narrativo alguno y rompiendo con la estética presentada hasta entonces en el programa. ¿Por qué lo hace?, creo que la única explicación posible es que al realizador le pareció que el tracking shot iba a contribuir a la pretensión de hacer de Gotham una serie diferente, innovadora y – si me permiten el anglicismo – “cool”.
Pero no lo es.
En realidad si quitamos el contexto generado por el universo “Batman“, Gotham no tiene planteamientos novedosos. Es la ya contada historia del detective novato que busca seguir los lineamientos propios de su trabajo,  que tiene que hacer pareja con el veterano curtido en la calle quien a su vez tolera cierta corrupción porque sabe que de otra manera sería imposible atrapar de vez en cuando a algún criminal. Como en toda historia similar, están los villanos coludidos con el poder político, los policías que buscan la notoriedad a costa incluso de sus colegas y los villanos resentidos que buscarán  vengar afrentas personales y en el proceso convertirse en los nuevos dueños de la ciudad. Y, como lo hemos visto en muchas ocasiones (piensen por ejemplo en el personaje de Ethan Hawke en Training Day) el novato tendrá que cuestionar su propia escala de valores para poder realizar bien su trabajo.

Gotham

A eso hay que añadirle el poco registro actoral de Brian McKenzie (instalado para siempre en su papel en The O.C.), o la sobreactuación de Jada Pinkett – Smith. Se salva el talentoso e irreconocible Donal Logue (si, aquel simpático actor protagonista de la incomprendida Grounded For Life) quien muestra sus capacidades camaleónicas para convertirse en un tipo desesperanzado, dolido, solitario e inmerso un mundo corrupto y quien ve en Gordon a su única esperanza de redención.

A pesar de lo anterior hay algunas líneas argumentales que pueden sobrevivir y quizá convertir a la serie en algo más interesante. No solamente está la historia de Bruce Wayne (el talentoso David Mazouz) sino también la relación que pueda tener con quien será Catwoman (Camren Bicondova). Pero no hay más. Estamos ante una serie con un objetivo único: atrapar a los fanáticos de Batman, quienes seguramente discutirán por horas sobre los orígenes de Poison Ivy o The Riddler, o sobre si la serie está apegada al cómic, y un largo etcétera. Para nosotros, el resto de los televidentes, será difícil engancharse con una serie policiaca bastante promedio y lejana de las obras maestras que nos regala la televisión de hoy en día.

Así las cosas hoy miércoles…

Salud pues……

Advertisements

About davidmalborn

Escribo sobre lo que vivo y me gusta. Soy un experto en nada y un aprendiz de todo...
This entry was posted in Televisión, Uncategorized and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s