De un apunte final sobre el FICMY…

Seven Readers!!!…

El pasado fin de semana concluyó la primera edición del Festival Internacional de Cine de Mérida y Yucatán, el FICMY. Hay varias cosas que apuntar sobre el festival.
De entrada hay que reconocer el gran trabajo que realizaron los programadores del festival. Todas las secciones de la competencia presentaron películas de un enorme nivel tanto temático como cinematográfico. Destacaron sobre todo las secciones de Largometraje Mexicano y Ópera Prima. Películas como Cuatro Lunas, Todos Están Muertos, Güeros, Asteroide o El Incidente fueron una muestra de diversidad genérica y de las grandes posibilidades que ofrece el cine de nuestro tiempo. No hay duda alguna que la selección de cintas – una de las grandes dudas que arrojaba en un principio el festival – cumplió con las expectativas que se pueden tener en un evento de esta naturaleza. Los premios a las ganadoras – salvo una excepción que comentaré más adelante – fueron otorgados por un jurado de altísima calidad y mucho reconocimiento dentro del ámbito cinematográfico por lo que el triunfo engrandece a las producciones premiadas.

También resultaron un éxito las secciones dedicadas a la industria en las que se gestaron o se consolidaron proyectos cinematográficos. Durante la cobertura que pude hacer en el festival para 180FM, tuve la oportunidad de platicar con participantes en dichas secciones y se mostraban muy satisfechos por poder levantar sus proyectos. Queda claro que un evento como éste es de gran ayuda para quienes han decidido transitar por el complejo mundillo del cine nacional, que – a pesar de todo – aún cuenta con locos que buscan mostrar que nuestra cinematografía tiene muchas historias que contar.

Sin embargo el FICMY tuvo varios problemas.

El primero fue un marcado tono de elitismo. Llevar las ceremonias de premiación y clausura a eventos privados en haciendas alejadas de la ciudad de Mérida, fue un completo desacierto. Puede entenderse que todo festival de cine tiene fiestas para los participantes, pero resulta incomprensible que los dos puntos climáticos del FICMY estuvieran completamente cerrados al público en general. El cine perdió protagonismo y dio paso a elegantes galas más enfocadas a lo social que a lo cinematográfico. Y es que un festival de índole cultural no puede centrarse solamente en las élites. Su éxito dependerá en gran medida de la apropiación que del mismo haga el gran público. Lo restringido de las ceremonias provoca que la gente no sienta como suyos a los premios y por ende al festival.

Por otra parte a pesar de contar con un buen programa de carácter académico, los horarios y la poca difusión que el evento tuvo en la universidades de la localidad provocó que la mayoría de las conferencias tuvieran un gran número de asientos vacíos.

IMG_3052

¿Por qué no llevar las conferencias a las aulas universitarias? Esa fue una de las interrogantes planteadas por quienes cubríamos el evento. Quizá se debió a una cuestión de logística, pero de ser así ¿por qué no se hizo entonces una mayor promoción con las universidades locales y las de la región?, ello hubiese redundado en un mejor aprovechamiento de los conferencistas invitados.

Los stands de la exposición montada en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI lucieron casi siempre vacíos:

IMG_3049IMG_3051

Conseguir patrocinios para un evento cultural es realmente complicado. Las empresas mexicanas no están acostumbradas a apoyar iniciativas que vayan en ese sentido. Me pregunto cuántos de los patrocinadores del FICMY estarán dispuestos a arriesgar su capital en un evento cuyos desiertos pasillos fueron una constante durante los días que duró el festival.
¿Qué pasó? Uno de los organizadores con quien tuvimos oportunidad de platicar al aire en 180FM nos decía que al evento le faltó producción. Y dentro de ella parece ser que se olvidó un punto muy importante: la difusión entre el público local. De nada sirven las ruedas de prensa y las presentaciones en la Ciudad de México o en otras partes del país y del mundo, si el festival no es capaz de generar una audiencia que comience a esperar año con año al evento porque sabe que en el mismo encontrará una buena selección de filmes. Insisto: el público tiene que apropiarse del festival y esa debería ser la principal meta del comité del FICMY.
Premiar una categoría a partir del método conocido como “aplausómetro” también compromete a la credibilidad del festival. No dudo que la producción ganadora del Short Race Film Race tenga la calidad y los méritos suficientes para erigirse con el triunfo, pero en un futuro puede ganar quien sea capaz de arrastrar al mayor número de simpatizantes y no quien realmente logre realizar un trabajo digno de ser reconocido por el público asistente.

Y por último está Xibalbá.

Todos los festivales del mundo tienen funciones fuera de competencia. Todos presentan películas comerciales, pero por lo menos los organizadores tienden a escogerlas con base en dos criterios: que a pesar marcada pretensión comercial tengan cierta calidad y/o que estén protagonizadas por estrellas importantes. Xibalbá no cumple con ninguno de esos criterios. Parece ser que su único mérito fue el de ser filmada en Yucatán y por ende fue la elegida para una de las galas más importantes del FICMY. Un desastre total. La película puede competir por una de las más lamentables jamás hechas en nuestro país. Para colmo alguien tuvo la genial idea de otorgarle al bodrio un premio: “El Jaguar de Oro” ¿la razón? es tan misteriosa como la existencia de un guión en la película.
Ha concluido la primera edición del Festival Internacional de Cine de Mérida y Yucatán. El FICMY tiene tiene ante si retos importantes, pero destacan por sobre todo dos: mantener la calidad en la selección de sus películas y generar salas llenas. De otro modo será un evento para unos cuantos que quizá tienen como único objetivo asistir para verse en el periódico en las fotos del día siguiente.

Así las cosas hoy martes…

Salud pues……

Advertisements

About davidmalborn

Escribo sobre lo que vivo y me gusta. Soy un experto en nada y un aprendiz de todo...
This entry was posted in Cine, Yucatán and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s