De Life Itself…

Seven Readers!!…

En estos tiempos de internet cualquiera se siente con el talento, el conocimiento y el derecho de reseñar películas. Algunos aventurados van más allá y se llaman a si mismos “críticos de cine”. La desproporción al momento de utilizar el término resulta enorme y se agiganta cuando se lee el texto de quien con todas las ínfulas del mundo se autodenomina con tal calificativo. La gran mayoría a veces ni siquiera sabe como redactar y mucho menos comunicar lo que desde su perspectiva ha significado un filme. La crítica de cine vive un momento de gran crisis que paradójicamente está relacionado con el auge de reseñistas que estamos escribiendo sobre películas.

¿Pero quienes realmente hacen crítica?

Hace algunos años la extraordinaria y añorada revista La Mosca en la Pared tenía un sección llamada “Razón de la Crítica Impura“. En ella se entrevistaba a críticos de diversas áreas sobre su labor y sobre la importancia de la crítica en los diversos campos del arte. En una ocasión uno de los entrevistados apuntaba que para que existiera autentica crítica artística, el texto que surgía a partir de la obra reseñada tenía que sostenerse con sus propios valores artísticos y literarios, es decir, tenía que ser una obra por si misma surgida a partir de otra completamente diferente. Yo añadiría que además el autor para poder ser considerado como crítico tiene que tener una conexión especial con sus lectores que le permita tener influencia sobre ellos y sobre el arte al cual ha elegido criticar; además debe ser un autentico generador de polémica, marcar una escuela y dejarse de falsas poses para escribir con una combinación de razón y corazón.

En el mundo del cine son muy pocos los que han logrado ser poseedores de tal combinación de características. Roger Ebert fue uno de ellos. Un auténtico amante del séptimo arte que transformó la manera de hacer crítica cinematográfica en los Estados Unidos. Un autor cuyo estilo terminó por influenciar a muchos otros que posteriormente han tratado de convertirse en críticos de cine. Reverenciada por muchos, odiada por otros – particularmente por quienes le tachaban de ser un crítico populista, al tratar de llevar crítica de cine al lector común y no al especializado – la figura de Roger Ebert está íntimamente ligada a la cultura norteamericana de  la segunda mitad del siglo XX, particularmente a una de sus más cambiantes e influyentes vertientes: la de los medios de comunicación. Y es a partir de la labor de Ebert en los mismos y de su lucha contra el cáncer que terminó literalmente consumiéndole, que el director Steve James (autor de la fascinante Hoop Dreams) filma un documental que refleja no solamente la trascendencia de Ebert como crítico de cine, sino también el respeto, la devoción y el cariño que por él guardaban sus familiares más cercanos, directores de cine, otros críticos y en general todos aquellos que convivieron con el crítico durante sus más de 40 años dedicados al placer de escribir y hablar sobre cine. El resultado un delicioso, emocionante y enternecedor documental titulado Life Itself.

primary_Roger-red-seats

James comienza su película con una imagen muy particular. En un teatro de Chicago se realizará un homenaje póstumo a Ebert. Afuera la gente con cámaras y teléfonos se hace fotos o filma vídeos frente a las marquesinas. James filma la escena con dos intenciones: la primera es la de mostrar la admiración de los habitantes de la Ciudad de los Vientos por el crítico, la segunda es la de recoger la importancia de grabar en una fotografía o vídeo los momentos que se consideran trascendentes. A partir de ese momento James se va a dedicar a plasmar, precisamente, los instantes de trascendencia en la vida de Roger Ebert. Lo mostrará en las etapas de finales del cáncer que inició en la tiroides y continuó por la quijada deformándole el rostro y haciéndole perder la capacidad de comer y hablar, pero manteniendo intacto ese intelecto que lo llevó a ser el primer crítico de cine en ganar el premio Pulitzer. Hará un recorrido por la infancia de un chico de clase media en Illinois y por esa pasión que lo llevaría – accidentalmente – a convertirse en el crítico de cine del Chicago Sun Times. Mostrará su complicada relación con Gene Sieskel y el éxito que ambos tuvieron como críticos de cine en la televisión norteamericana. Recogerá testimonios de gente como Martin Scorsese y Werner Herzog quienes hablarán sobre la importancia del trabajo de Ebert y su influencia en sus vidas y películas; pero sobre todo mostrará ese amor incondicional existente entre él y su esposa Chaz, el cual se hace aún más notorio conforme lo inevitable se acerca.

El título del documental tiene mucho que ver con el contenido de la película. Se trata de un trabajo que celebra el paso por el mundo de un personaje de cine. De alguien que encontró en las películas elementos que hacían de la existencia algo para celebrarse, porque para Roger Ebert, las películas eran una celebración de empatía, un reflejo de sueños y esperanzas que finalmente se convertían un motor de la vida misma.

Durante el filme Ebert hace 2 fantásticas afirmaciones. Primero dice haber visto en un período de 25 años unas 10,000 películas y escrito aproximadamente sobre 6000 de ellas. Confiesa haber olvidado la mayoría de ellas, pero recuerda las que valen la pena, aquellas que se encuentran apiladas en un estante muy especial de su memoria. Son los filmes que más le han impactado, los más personales, los que recuerda para acudir a ellos en momentos muy importantes tal y como lo hacemos muchos de quienes amamos a las películas. Luego dice: “mira una película que es amada por mucha gente y encontrarás algo profundo, no importa que el filme parezca algo tonto”. La frase es genial porque refleja ese interés de Ebert por todo tipo de cine, porque muestra que el mejor crítico es aquel que se interesa por entender el impacto que tienen los filmes en la vida de quienes terminan por convertirlos en parte su existencia misma.

Life Itself es un documental imprescindible. No solamente para aquellos que pretenden convertirse en críticos de cine, sino en general para todos los que gozan con el arte del cinema. Ese arte que encontró en Roger Ebert a uno de sus divulgadores más ácido, inteligente, divertido y encantador de toda su historia.

Un logro…

Advertisements

About davidmalborn

Escribo sobre lo que vivo y me gusta. Soy un experto en nada y un aprendiz de todo...
This entry was posted in Cine, Películas, Personajes and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s