De Leo y España…

Seven Readers!!!…

La imagen recorre rápidamente a los medios de comunicación y a las redes sociales. Lionel Messi ha fallado un penalti definitivo, llora desesperado mientras el mundo se dispone a crucificarle. Porque si algo parece congratular a buena parte de la humanidad es cuando un grande se cae, cuando falla, quizá porque ello nos recuerda que los genios también son humanos o quizá porque tenemos un gen escondido en algún cajón de la mente que aparece cada vez que los grandes fallan para hacernos sentir un poco menos mediocres, uno poco más cercanos a ellos.

Supongo que habrá quien se regodee de felicidad por la derrota de Argentina del día de ayer. Supongo que habrá quien piense que no es la derrota de todo un equipo sino de un solo jugador, de un tipo que se ha entregado con todo a su Selección y que ésta no ha estado a la altura de sus circunstancias, de su calidad, de su compromiso. Ayer nadie parecía recodar las fallas de Higuaín y de Agüero que han sido determinantes en las derrotas argentinas tanto en el Mundial como en la Copa América Centenario. Porque al final los dos delanteros son simples mortales mientras Messi pertenece a un panteón exclusivo en el que habitan solamente Pelé y Maradona.

messi

Lo mismo pasará con España.

Existe, sobre todo en México, un odio inexplicable al fútbol de la Selección Española. Quizá porque en su momento fue tan hermoso, tan práctico, tan similar a lo que hacía el Barcelona de Guardiola, que generaba la envidia de otros territorios futbolísticos que esperaban como carroñeros el momento en el que la gran generación de futbolistas españoles terminara su ciclo.

Eso ha ocurrido hoy.

Quien se alegra de la derrota española no puede llamarse aficionado al fútbol, se trata sí de un fanático que no aprecia la belleza y los entramados del juego, alguien que no entiende de la estética del deporte y solo se deja llevar por los resultados y por irracionales odios que van más allá de lo meramente deportivo.

La Selección Española fue un reflejo del equipo que mejor ha practicado el balompié en la historia. Pero todo pasa, todo tiene ciclos y hoy se terminó uno que fue brillante y que engrandeció al fútbol y al deporte en general.

Creo que ha sido un fin de semana muy triste para el fútbol.  Las lágrimas de Messi y su posible renuncia a una selección en la que jugaba, como bien apuntaba Jorge Valdano, como si necesitara pedirle perdón a un país entero que nunca ha dejado de recriminarle que se formara en los campos de otro continente. Y al otro lado del Atlántico una de las mejores selecciones de la historia concluía con su reinado europeo cayendo ante un equipo que ha cimentado su grandeza en un estilo completamente contrario al de los ibéricos y que hoy les ha funcionado a la perfección.

Estamos ante el final de una era en el fútbol europeo, estamos ante el posible final de era de Messi con Argentina. Es un día triste para el balompié mundial. Quienes realmente apreciamos a este deporte tenemos que unirnos en el llanto de los grandes.

Es un día triste para el fútbol.

…A menos que Islandia nos haga soneír de nuevo…

Así las cosas hoy viernes…

Salud Pues……

Advertisements

About davidmalborn

Escribo sobre lo que vivo y me gusta. Soy un experto en nada y un aprendiz de todo...
This entry was posted in Fútbol, Personajes and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s